Federación de Familias


Orgullosos podemos decir que, ahora vivimos la experiencia de ser una Familia de Familias.
El surgimiento de la Federación Apostólica de Familias de Costa Rica, es un acontecimiento importante, siguiendo lo previsto por nuestro Padre Fundador, en los años 30,  llega a ser una comunidad de Familias.  Con un ideal de renovar la iglesia y la sociedad a través de familias sólidas, que se agrupan en una Federación de Familias.  De este modo, la Federación se transforma en una comunidad de iglesia que, a través de muchos y variados apostolados, a los que pueda tener acceso, ayuda a renovar y transformar el mundo.

La Mater tiene un papel fundamental de madre, educadora y guía en este papel de renovación.  Las familias se consagran a Ella, como Madre y Educadora, del hombre nuevo en la nueva comunidad.  Ella construye desde cada Santuario Hogar  las familias en centros de crecimiento y evangelización.  Se educan familias con el anhelo de ser Familias Santas.

Nunca ha sido más cierto que es el matrimonio y las familias el fundamento y corona de toda obra.   Es la Federación el "pars motrix".  Toma sentido que es a través de renovar y reforzar matrimonios en matrimonios sólidos, se logran familias unidas, individuos seguros, equilibrados, de raíces profundas, sustento para una sociedad más justa y equilibrada.

El Padre Fundador le asigna a la Federación de Familias el rol de ser "faro luminoso" para su entorno.

De ahí que las familias de la Federación deben:

  • Orientarse según el ideal familiar.
  • Como esposos pero también como familia cristiana, señalar el carácter familiar para todo Schoenstatt y la Iglesia.
  • Representar como familia renovada, la base para la renovación del mundo.
  • Y así constituir la fuerza más poderosa contra los peligros de la época actual.


federacion image


Historia
Se dan los primeros pasos de formar el primer curso de federación allá por el año 2007 convocando a matrimonios de los primeros 5 grupos de la rama de familias.

Con la ayuda de nuestro asesor el padre Guillermo Muzquiz se inicia la aventura  de sumergirnos en el tema y valorar, meditar en matrimonio la vocación que se estaba presentando.


Fue un tiempo muy lindo donde cada matrimonio pudo conversar con el padre asesor y vislumbrar a la luz de la Fe Práctica en la Divina Providencia si ese era el llamado de Dios para cada uno de ellos.

Siguiendo el debido procedimiento cada matrimonio envía una carta de solicitud de ingreso a la federación internacional.   La aceptación duró tres años, la respuesta no fue la esperada, pero eso no quitó entusiasmo a ese grupo de matrimonios que seguían luchando por su vocación.  Se comprende que no se había dado en otro país el inicio de FAF sin tener un asesor permanente, y Costa Rica no tiene el asesor de forma permanente ni tampoco santuario país.  De ahí que se tuvo que esperar un periodo largo hasta que se diera la aprobación y para el 24 de setiembre de 2010 con la presencia del matrimonio de Fernando y Carola  Allende y  el padre Guillermo Muzquiz  son aceptadas las 9 postulaciones.  

Fue un día realmente memorable, un Hito  que dió inicio a la candidatura a la Federación de Familias en Costa Rica.   Esa fecha sería el inicio de la Federación Apostólica de Familias en nuestro territorio, a pesar de no tener santuario ni asesor permanente, la Divina Providencia permite que 9 matrimonios se comprometen a velar por la familia Costa Rica.

Se da así un periodo de mucha preparación y estudio siguiendo un programa que incluye jornadas, retiros, talleres y reuniones muy enriquecedoras todas ellas para llegar a la primera consagración el 13 de noviembre de 2013.

Se debe destacar, que como un regalo de la Providencia, para esa misma fecha se tiene el retablo, traído desde Ecuador, para nuestro futuro santuario, y es colocado en el Santuario Hogar de la casa sede en Laureles Escazú.  Sin duda alguna el Padre Guillermo celebra la primera misa con el retablo, dando su bendición al mismo y celebrando el gran acontecimiento de la primera consagración del primer curso de federación de familias en Costa Rica, con el ideal Patres Servi Familiae.  Estuvo también presente la Hermana Ma. Auxiliadora Bohórquez.

El segundo curso de postulantes para la federación no se dejó esperar, nace con 9 matrimonios inicialmente luego se incorpora uno más que inician su postulantado el 13 de agosto, 2013.   Siguen su programa de preparación y el 13 de marzo 2016 realizan su Primera Consagración en la Finca el Tremedal con el Ideal Los Hijos del Si.   Fechas importantes en nuestra historia de la Federación.

Y la Federación dichosamente continúa creciendo con nuevos miembros a Postulantes a Federación en los cursos 3 y 4.  Son aceptados e inician su postulantado el 10 de marzo, 2016.  Estos matrimonios son acompañados por un matrimonio educador que vela por su crecimiento, por el debido estudio de material y por la vida que se va gestando en cada curso.

Además la Comunidad Oficial cuenta con tres cursos con matrimonios miembros muy activos tanto dentro de la Familia como fuera de ella.  Cada grupo es acompañado con Jefes de Grupo.

La Familia de Costa Rica puede sentirse orgullosa, que siendo una Familia de laicos, sin asesores permanentes, los asesores nos visitan por periodos de tiempo, si bien se  hacen grandes esfuerzos por tener apoyo y asesoría a la  distancia, se ha logrado crecer y sentar bases sólidas para las futuras generaciones.  Se tiene una Familia animada, unida y fiel a los principios de Schoenstatt.   Sabemos que Dios Padre así  lo ha querido.

Agenda


miniagenda

ORACIÓN

15 de Sept. 1968 - 15 de Sept. 2018

 

Padre y Dios nuestro, gracias por regalarnos en el Padre Kentenich un padre y profeta, testimonio vivo del Evangelio para nuestro tiempo, encendido por el Espíritu Santo.

¡Danos de su fuego y de su espíritu de fundador! Regálanos su amor ardiente a ti, a tu Hijo Jesús y a María. Haz que su carisma esté tan vivo en nosotros, que podamos plasmar el futuro de la Iglesia y la sociedad.

 

Su visión sea nuestra visión:
que en la fuerza de la Alianza de Amor surja un mundo nuevo, y dondequiera que vivamos y actuemos, podamos gestar una cultura de alianza.

 

Querido Padre Dios, te pedimos:
incorpora al Padre Kentenich en el círculo de los santos reconocidos por la Iglesia. Ábrele puertas a él y a su misión, para que conduzca a muchos a tu corazón, plenitud de vida.

 

Te lo pedimos unidos a María, nuestra Madre, Reina y Victoriosa tres veces Admirable de Schoenstatt, por Cristo nuestro Señor. Amén.