Pastoral de enamorados


La pastoral de enamorados es un programa para parejas de novios que estén en edad entre 19 y 30 años. Es un programa donde se tocan diferentes temas que ayudan a la pareja a llevar mejor su noviazgo y a conocerse mejor.


No es una catequesis de preparación para el matrimonio


Las parejas deben tener como mínimo un año de novios.
No se requiere que pertenezcan al movimiento de Schoenstatt ni a ningún otro movimiento, solo se requiere respeto y querer vivir el noviazgo en el amor y en la comprensión mutua.


El programa se desarrolla en grupos de máximo 8 parejas preferiblemente  de las mismas edades, las cuales tendrán el apoyo de una pareja que por los siguientes 3 años los apadrinará y les apoyará con la formación.


Las reuniones son cada 3 semanas en las casa de la pareja que dirige.


Los temas que se tratan son tomados del mismo programa de que ha sido exitoso en Chile.
Cualquier información pueden encontrarla en el siguiente link: www. pololoscatolicos.cl


Los interesados en saber más de en qué consisten estos grupos o de participar pueden contactarse con nosotros.

 

 

Agenda


miniagenda

ORACIÓN

15 de Sept. 1968 - 15 de Sept. 2018

 

Padre y Dios nuestro, gracias por regalarnos en el Padre Kentenich un padre y profeta, testimonio vivo del Evangelio para nuestro tiempo, encendido por el Espíritu Santo.

¡Danos de su fuego y de su espíritu de fundador! Regálanos su amor ardiente a ti, a tu Hijo Jesús y a María. Haz que su carisma esté tan vivo en nosotros, que podamos plasmar el futuro de la Iglesia y la sociedad.

 

Su visión sea nuestra visión:
que en la fuerza de la Alianza de Amor surja un mundo nuevo, y dondequiera que vivamos y actuemos, podamos gestar una cultura de alianza.

 

Querido Padre Dios, te pedimos:
incorpora al Padre Kentenich en el círculo de los santos reconocidos por la Iglesia. Ábrele puertas a él y a su misión, para que conduzca a muchos a tu corazón, plenitud de vida.

 

Te lo pedimos unidos a María, nuestra Madre, Reina y Victoriosa tres veces Admirable de Schoenstatt, por Cristo nuestro Señor. Amén.